• VPH Tratamientos del HPV
  • Contáctenos
  • | (54-11) 4381-2009, Buenos Aires, Argentina.
  • info@hpvmedicalcenter.com.ar
  • HPV - VPH
  • HPV

Circuncision evita infecciones genitales en el varon

La circuncisión es un proceso quirúrgico que tiene como fin evitar infecciones virales o bacterianas del órgano genital masculino. Se recomienda que esta intervención se realice durante los primeros meses del nacimiento, sin embargo, se puede practicar en cualquier etapa de la vida del hombre.
Se recomienda realizar esta intervención desde el nacimiento cuando el paciente tiene un prepucio (piel que cubre al pene) muy largo y hay dificultad para deslizarlo, ya que tiene más riesgo de infecciones debido al inadecuado aseo y cuidados para evitarlas.
La piel genital es susceptible de infecciones, por ello se debe lavar perfectamente el pene y secarlo, para evitar que la humedad propicie un ambiente favorable para la proliferación de virus, bacterias y hongos.
Cuando el problema no se corrige en la infancia, en la edad adulta se complica, ya que aunado a la mala higiene, tiene varias parejas sexuales a la vez y puede padecer infecciones graves del Virus del Papiloma Humano, herpes genital y cáncer de pene.
El cáncer de pene tiene entre sus antecedentes la promiscuidad sexual y el desarrollo de procesos infecciosos por virus del papiloma humano. Esta situación, también ocasiona que el varón se convierta en un transmisor de infecciones sexuales como candidiasis (hongo frecuente que coloniza la cavidad vaginal de la mujer), Virus del Papiloma Humano y clamidias, que son las primeras causas de enfermedades de transmisión sexual.
Las condiciones específicas para practicar la circuncisión es cuando el prepucio se cierra, cubre completamente al pene e impide el deslizamiento del tejido, lo que provoca que se pegue y genere infecciones urinarias, además de dolor e inflamación.
Todas estas alteraciones se evitan con una intervención oportuna durante los primeros meses de edad mediante la circuncisión, un procedimiento convencional que se realiza en sólo 30 minutos y no representa complicación alguna.
Se recomienda a las madres que cuando bañen a sus hijos movilicen el prepucio, para saber si se desliza de forma adecuada. Si hay dolor o alguna otra molestia, es necesario que acuda al urólogo o al pediatra para que haga el diagnóstico oportuno.